Gaston

Archive for the ‘Fútbol de Estados Unidos’ Category

Biografía de Guillermo Barros Schelotto – Columbus Crew

In Biografías, Columbus Crew, Fútbol de Estados Unidos, Figuras, Historia on 9 noviembre 2010 at 19:41

               Que Guillermo Barros Schelotto es un ganador nato y uno de los mejores jugadores que dio el fútbol argentino en los últimos veinte años, hay dudas. Pícaro, vivo, inteligente, sagaz e intuitivo. Arrancó en Gimnasia y Esgrima La Plata donde ganó la Copa Centenario, después pasó a Boca Juniors y fue uno de los jugadores que ganó más títulos con el equipo Xeneize, y hoy se encuentra terminando su carrera en la MLS con la camiseta numero 7 del Columbus Crew. Días atrás perdió la semifinal y parecería que el Mellizo jugador habría terminado. Con la Selección Argentina ganó los Juegos Panamericanos de 1995, aunque manifestó que le faltó jugar un Mundial con la mayor. Hay que reconocer que algo de verdad tiene.

               El 4 de Mayo de 1973, nació en la ciudad de La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina, Guillermo Barros Schelotto. Estudió en el colegio Sagrado Corazón con su hermano mellizo de Gustavo y Martín Palermo, luego compañero en Boca Juniors, tuvo sus inicios en el Club For Ever. Mas tarde pasó a integrar las filas de Gimnasia y Esgrima La Plata, donde arrancó a jugar en las divisiones menores, también con Gustavo.

               Luego de transitar el arduo camino de las categorías juveniles, le llegó el momento de aparecer en la máxima división del fútbol argentino. Debutó en la Primera de Gimnasia y Esgrima el día 6 de Octubre de 1991, cuando el “Tripero” derrotó al Club Atlético Independiente de Avellaneda por 3 a 2. A medida que pasaron los años, Guillermo se convirtió en un jugador fundamental en la estructura del “Lobo”, siendo un terrible pícaro y demostró todos los condimentos de un delantero lleno de mañas para sacar cualquier tipo de ventaja al adversario, nunca con mala intención.

               Con menos de una década en la institución decana del fútbol argentino, se convirtió en el máximo ídolo en la historia de Gimnasia y Esgrima La Plata. Participó durante siete temporadas con la camiseta azul y blanca, y su único título en el club fue la Copa Centenario de 1995 cuando vencieron como local a River en la final. No hay que dejar de mencionar que dijo presente en la mejor época de Gimnasia en la historia, esos años noventa donde, de la mano de Carlos Timoteo Griguol, peleó varios torneos y logró subcampeonatos en el Clausura de 1995 y en el de 1996.

               Para 1997, luego de los éxitos con la camiseta de Gimnasia y Esgrima, comenzaron a escucharse lo rumores sobre la salida de Guillermo del club de La Plata. El primer equipo que demostró su interés fue River Plate, quien manifestó el deseo de llevarse a los mellizos del “Lobo”, pero nunca se concretó la incorporación. Pero un año después y con Mauricio Macri en la presidencia de Boca Juniors, los Barros Schelotto se calzaron la azul y oro, al mismo momento que también llegó su compañero de colegio Sagrado Corazón, la estrella de Estudiantes de La Plata, Martín Palermo. El tridente de jugadores platenses arribó al conjunto de Capital Federal por expresa solicitud de Diego Armando Maradona.

               Los comienzos de Guillermo en Boca fueron similares a los últimos con la camiseta azul y oro, ya que los vivió desde el banco. Al principio fue suplente de Claudio Caniggia y al final de Rodrigo Palacio. Con la 23 en la espalda debutó ante Newell´s, cuando ingresó en el segundo tiempo y marcó un tanto. Su velocidad, picardía e inteligencia, hicieron que la gente de Boca Juniors adopte como hijo pródigo a Guillermo cuando le ganó el lugar al “hijo del viento” en la delantera xeneize.

               La cosa tuvo otro color y se asentó como titular cuando llegó a la conducción técnica el ex entrenador de Vélez, Carlos Bianchi. En ese momento se hizo cargo del dorsal 7 el cual dejó al momento de abandonar la institución. Con el correr de los partidos, el DT ganador de la Copa Intercontinental con el Fortín ante la AC Milán, a mediados de la década del noventa, formó la mejor dupla del fútbol argentino del momento: Con el mejor “9”, proveniente de Estudiantes, y con el mejor “7”, originario de Gimnasia, se cansaron de ganar títulos en Boca Juniors, a sabiendas que fueron enemigos de colegio y equipo en la ciudad de La Plata.

               Con la casaca del conjunto de La Ribera estuvo alrededor de diez años y los logros deportivos fueron de una inmensa cantidad: A nivel nacional, ganó el Torneo Apertura de 1998, 2000, 2003 y 2005; el Torneo Clausura de 1999 y 2006. En cuanto a lo internacional, se quedó con la Copa Sudamericana de 2004 y 2005; la Recopa Sudamericana de 2005 y 2006; la Copa Libertadores de América en las ediciones de 2000, 2001, 2003 y 2007; y la Copa Intercontinental de 2000, ante el Real Madrid CF, y en 2003, contra la AC Milán.

               A pesar de la gran cantidad de vueltas olímpicas y el reconocimiento de la parcialidad boquense, la estadía del mellizo en la institución no fue todo color de rosa. Durante esa década de gloria, Carlos Bianchi abandonó su cargo un par de veces y quienes lo sucedieron optaron por otros jugadores en lugar de Guillermo. Tal es el caso de “el chino” Benítez, Ricardo La Volpe y Alfio Basile, quienes prefirieron en la última parte a Rodrigo Palacio. Nadie lo tuvo en cuenta ni nadie lo hizo jugar como lo hizo el “Virrey”, salvo en su estadía en Gimnasia de la mano del gran Timoteo.

              

               Después de ser un jugador fundamental en la final ante Estudiantes de Diciembre de 2006 y ser sacado del equipo por el argento-mexicano La Volpe, la vida del mellizo en Boca no fue la misma. Nunca mas se sintió como al de antes. No fue tan tenido en cuenta y, a veces, ni siquiera ingresaba al encuentro, cuando seguía demostrando que aún tenía mucho para dar. Por eso en Abril de 2007 Guillermo tomó una decisión muy importante: abandonó Boca Juniors, y no regresó a Gimnasia, dado el pésimo momento institucional del equipo que le dio la vida. El camino lo llevó al norte del continente, más precisamente los Estados Unidos. El 19 de Abril se comunicó su incorporación al Columbus Crew del estado de Ohio de la Mejor League Soccer (MLS).

               La calidad del jugador que se formó de pequeño en For Ever es indiscutible, por eso no tardo mucho en marcar una amplia diferencia con los jugadores de la joven liga estadounidense. Desde que llegó hasta finales del campeonato de 2007, Guillermo participó en 22 partidos oficiales, de los cuales en sólo 3 ingresó como suplente, en los que anotó 5 tantos y dio 11 pases gol. Como si esto fuera poco, sus excelentes actuaciones hicieron que fuera elegido por las autoridades como el “Mejor Jugador del Mes de Julio” de la Mejor League Soccer (M.L.S.), en donde marcó 3 tantos y convidó 4 asistencias.

               A finales de 2007, se dejó vislumbrar la chance de que retorne a Gimnasia su hijo pródigo. Además de que, él luego manifestó que el rumor no tenía gran porcentaje de certeza, el vínculo que lo unía con el club del estado de Ohio no le permitía salirse con facilidad. La cláusula daba lugar a que irse del mismo implicaba que deje el fútbol o se haga entrenador, cosa que a Barros Schelotto no se le cruzó por la cabeza. Igualmente, el regreso de Guillermo a Gimnasia y Esgrima La Plata es un momento esperado por toda la parcialidad tripera, y alguna vez sucederá, solo el sabe cuando y donde.

               Por eso siguió jugando en 2008 y el nivel del ”Mellizo” aumentó considerablemente. Fueron 31 partidos (entre temporada regular y playoffs) con 7 goles y 25 asistencias, y como si fuera poco se consagró campeón tras vencer a New York Red Bull en Los Ángeles y ser nombrado “Jugador Mas Valioso” de la MLS. La temporada futbolística 2009 fue un poco menor ya que, además de no ser campeón, no pudo repetir las mismas cifras de la anterior. Este año, el 2010, Guillermo lo finalizó perdiendo la semifinal de la Conferencia del Este ante Colorado Rapids, donde no llegó a los 30 juegos ni superó la decena de goles. Antes de dicho juego, el rumor fue que Barros Schelotto abandonaba la práctica deportiva. El cansancio lo estaría agotando y una charla con el dueño del club esta pendiente, de esas palabras depende el futuro de Guillermo.

               Si hablamos de la Selección Argentina, Guillermo no disputó una gran cantidad de partidos con la celeste y blanca. En 1995 se alzó con la Medalla de Oro en los Juegos Panamericanos de Mar del Plata de la mano de Daniel Passarella. Luego fue citado para algunos partidos durante las Eliminatorias para el Mundial de Francia 1998, aunque no tuvo la frecuencia merecida gracias a que su nivel y éxitos fueron muy buenos. Su única competición de real importancia fue la Copa América de Paraguay 1999, junto a Riquelme, Palermo y Bielsa, pero no pasó más de ahí.

               Después de un repaso de la esta carrera exitosa que Guillermo estaría a punto de finalizar, no podemos dejar de mencionar algunos datos personales. En Gimnasia y Esgrima La Plata anotó 45 goles y Boca Juniors marcó 86 goles en 300 partidos oficiales, con Columbus Crew fueron 38 anotaciones, sumando una totalidad de 169 gritos en su carrera de clubes. Además es el segundo máximo goleador internacional de Boca Juniors, detrás de Palermo, con 25 goles. Es el máximo campeón argentino con 18 títulos y lo sigue Sebastián Battaglia con 17. En Estados Unidos fue elegido como el Mejor Jugador del Mes de Julio de 2007, de Agosto de 2008 y de Junio de 2009, además de varios galardones de semanas. Como si fuera poco, en 2008 obtuvo el galardón de “Deportista del Año”, según la revista Sports Illustrated Latino.

               Fotos gentileza de:  soccerchris.com  –  gimnasia.org.ar  –  apurogol.com  –  apurogol.com  –  apurogol.com  –  espndeportes-assets.espn.go.com